Alumnos y profesionales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Técnica Federico Santa María, Universidad de Valparaíso y Universidad de Playa Ancha, participaron en la capacitación “Adolescencia y Juventud Trans”, organizada por el Programa Interuniversitario Alerta, de prevención de VIH/SIDA e ITS, perteneciente al Consejo de Rectores de Valparaíso y que fue dictada por la Fundación Renaciendo (organización que trabaja en el acompañamiento de familias de niños, niñas y adolescentes transexuales), a través de la psicóloga Francis Flores.

La oportunidad que se llevó a cabo en el Centro Integral de Atención al Estudiante de la UV, abordó aspectos como los estereotipos, roles, identidad y expresión de género, y orientación sexual, además de abarcar temáticas correspondiente a los derechos humanos, educación, salud, aspectos legislativos, proceso de transición de una persona transexual, entre otras.

La capacitación estuvo destinada específicamente a profesionales consejeros y a estudiantes monitores del Programa Alerta, quienes promueven la toma de conciencia en relación a la responsabilidad personal y con el otro en el ámbito sexual para la prevención de VIH/SIDA e ITS, facilitando sus conocimientos con un lenguaje cercano por medio de juegos, stands, charlas y otras actividades.

Profesionales de la Comisión Alerta CRUV.

Al respecto, Francisca Flores, psicóloga que colabora en la Fundación Renaciendo, manifestó: “Muchas de las acciones violentas o de discriminación son consecuencias del desconocimiento respecto del tema, de ideas equivocadas de algo que escucharon en algún medio de comunicación y que no tiene una base clara, o ideas que han sido transmitidas de generación en generación, las cuales no aportan, sino que restan. Creo que es si esto se hablara y la gente tomara más conocimiento, tendríamos un mundo mucho más respetuoso de la diversidad”.

En torno a la preocupación del programa por potenciar la labor del estudiante monitor, la profesional apreció el interés, además de la atención, participación y seriedad con la que los jóvenes se tomaron la capacitación, realzando que es de relevancia para el trato directo con compañeros, pero también cuando se desempeñen en el ámbito laboral.

“Esto súper importante y lo valoro mucho, porque he notado el interés de hablar, de conocer, de preguntar, de compartir opiniones o experiencias; y lo encuentro muy positivo, porque en el rol que ellos cumplen, pueden verse enfrentados a tener que atender una persona trans, quien incluso les cuente algo de su vida, y creo que ahora se van con más herramientas para poder responder dudas, orientar o para simplemente tener un trato amoroso y respetuoso con las personas trans”, aseveró Flores.

Trato a personas trans a nivel educacional

Psicóloga Francis Flores (Fundación Renaciendo).

El Mineduc y la Superintendencia de Educación crearon dos políticas para el sistema educativo de nuestro país: una corresponde a la Circular de Derechos de niñas, niños y jóvenes trans en el ámbito de la educación, y la otra a las Orientaciones para la Inclusión de Personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex.

Sin embargo, a nivel universitario, el actuar queda a criterio de cada institución. Por ello, en diversas casas de estudios existen departamentos, unidades o direcciones de género, las cuales han elaborado sus propios protocolos en relación al trato y atención de las personas trans.

Sobre el trato del personal de las universidades hacia los estudiantes o personas trans, la psicóloga Flores expresó: “Creo que es súper importante capacitar al personal, para que los funcionarios administrativos y académicos puedan tener por lo menos un manejo de conocimientos básicos respecto del trato con personas trans, y te digo desde lo administrativo porque cuando los estudiantes llegan a matricularse, a veces tienen problemas porque si no llevan un documento legal, no respetan su nombre social”.

Por lo tanto, la especialista recomienda que los protocolos de atención se creen tras una capacitación a nivel general, a fin de que todos puedan tener un trato basándose en los derechos humanos, lo cual abriría la posibilidad que puedan vivir libres en su vida universitaria y que sean respetados en su identidad, sin ser discriminados, ni maltratados.

ACTIVIDADES RECIENTES