“El Cuerpo como territorio” fue la temática central del nuevo Encuentro de Estudiantes Monitores del Programa Interuniversitario Alerta, perteneciente al Consejo de Rectores de Valparaíso, cuya tercera versión, efectuada vía Zoom el pasado lunes 20 de julio, tuvo como finalidad facilitar un espacio que permitiera problematizar la educación asociada a la apropiación del cuerpo, promoviendo la aceptación y el centramiento personal, desnaturalizando creencias o estereotipos sociales.

La actividad que contó con la presencia virtual de estudiantes de la Pontificia Universidad Católica, Universidad Técnica Federico Santa María, Universidad de Valparaíso y Universidad de Playa Ancha, fue facilitada por Priscilla Flores (UV), Scarlet González (UTFSM), Elizabeth Jorquera (PUCV), y Patricia Correa (UPLA), quienes integran la Comisión Alerta.

 

La oportunidad forma parte de una serie de encuentros que se llevarán a cabo cada mes, para brindar espacios de reflexión y aprendizaje sobre temáticas de interés para los jóvenes universitarios.

En esta última instancia, se habló sobre si es posible la convivencia entre las palabras comodidad y belleza, con actividades que permitieron desarrollar una conversación entre los alumnos y la comisión Alerta, en cuanto a aspectos vinculados a lo corporal. Posteriormente, se realizaron reflexiones teóricas en relación a: Cuerpo como territorio, modelo patriarcal, neoliberal, tendencia al consumo, placer para el otro, bien de consumo, idea de un cuerpo imperfecto y autoestima, por ejemplo.

Otras actividades destacadas fueron la de Imaginería, donde los estudiantes debieron pensar en cómo serían sus vidas sin la parte del cuerpo que menos les agrada y, también, llevar a la mente un momento de sus vidas; y la de Psicomagia, técnica que permite una conexión directa con el inconsciente, donde se encuentra la raíz de los problemas. Este método consigue que el ser se exprese libremente a través de acciones simbólicas y artísticas, de esta forma, se accede lo más profundo del inconsciente para sanar y lograr el desarrollo personal, psíquico y mental.

Sobre el tercer encuentro, Constanza Morales, estudiante de la UPLA y monitora del Programa Alerta, comentó: “Fue un espacio de respeto y confianza. En esta ocasión, pudimos aprender desde otra perspectiva la importancia y significado de habitar el cuerpo, abrirse al sentir, al expresar y vivir libre y empoderadamente la identidad, y evitar limitar todo lo anterior por lo que pueda pensar y juzgar otra persona sobre una misma”.

Nota adapada: Carmen Jara (Periodista UPLA).

ACTIVIDADES RECIENTES